Publicitat

La silla

Aquest article prové del grup de creació literària coordinat per la santcugatenca Maria Dolors Renau. En aquest espai es troben persones interessades en la literatura que es posen a prova per escriure textos narratius.

Ellos miraban desde el puente el campo bañado de girasoles. De pronto, ella dijo: “Bailemos”. Él respondió con silencio. “Bailemos”, repitió ella.

De pronto el cielo se oscureció y empezaron a caer gruesas gotas como latigazos en sus cabezas. Con el pelo empapado y la lluvia que no cesaba, ella insistía y él callaba. Los girasoles brillaban aún más iluminados por esa nueva luz: el puente, la lluvia, los girasoles…

Ella cogió con firmeza la silla de ruedas en la que él estaba sentado y empezó a hacerla girar y a reír al son de una música imaginaria. Él la miró y le dijo gracias mientras con sus manos apartaba las hierbas que habían quedado prendidas de su silla.

Ma. Eugenia Lisman

Notícies relacionades